Si estás familiarizado con el marketing digital –y si estás aquí podemos presuponer que al menos te interesa– sabrás que uno de los sanctasactórum de este mundillo es conseguir que tu web, los artículos de tu blog, tus productos o cualquier enlace que apunte a información relevante en tu sitio, debe estar bien posicionada en los rankings de los principales buscadores. Sin embargo son muy pocas las veces que se habla de la pérdida de posicionamiento, es decir, de la paulatina bajada en las listas. ¿Sabes qué produce esa bajada? O mejor aún, ¿sabes cómo evitar la pérdida de posiciones en los buscadores?

 

Tranquilo, es muy fácil que no lo sepas porque todo el mundo se esfuerza en explicarte cómo alcanzar los primeros puestos con métodos de todo tipo, desde los fiables y eficientes, hasta los que directamente son una pérdida de tiempo y, sin embargo, no hay tanta información sobre evitar la pérdida de posiciones en los buscadores. ¿Por qué? Sencillo, porque uno de los errores más frecuentes en las estrategias de marketing digital convencionales es ser cortoplacistas y orientadas al resultado inmediato y no a la sostenibilidad en el tiempo y a la permanencia de resultados.

 

Pero bueno, no te preocupes, aquí estamos los amigos de Clickage para aportar algo de luz en este tema.

 

¿Por qué estás perdiendo posiciones?

 

Antes de lanzarte premisas clave para evitar la pérdida de posiciones en los buscadores que puedes estar experimentando, es imprescindible que trates de analizar cuáles son los motivos que pueden haber provocado la caída.

 

Rediseño de la web

 

¿Has realizado un cambio en tu web últimamente? ¿Has querido desterrar para siempre tu web de aspecto noventero para estar más acorde con los tiempos pero al hacerlo has notado que la afluencia a tu página se ha reducido drásticamente? Pues es normal ya que es muy probable que en la construcción del nuevo espacio se haya modificado toda la estructura interna de la web: paginas principales, urls, categorías de la página, etiquetas y esto ha podido afectar a su posicionamiento orgánico.

 

Al cambiar la estructura pueden perderse los enlaces que apuntan a las urls. Con los internos no vas a tener ningún problema para que vuelvan a apuntar a lugar correcto, pero tendrás que poner especial atención al redirigir los externos para evitar brechas que acaben llevando al usuario a tierra de nadie.

Para no tener demasiados problemas al hacer un rediseño completo de tu web y para evitar la pérdida de posiciones en los buscadores, no solo debes cuidar bien dónde está cada cosa y a dónde se dirige cada enlace, además tienes que preocuparte mucho por una máxima: busca la sencillez.

Google y el resto de buscadores, premian cada vez más a los sitios de estructuras más simples y que ofrecen al usuario una mejor experiencia gracias a su mayor usabilidad. Haz que tus visitantes accedan cuanto antes a lo que buscan de ti, evita que se pierdan por callejones, recovecos y formularios infinitos.

 

Errores 404

 

¿Cuántas veces has estado navegando en búsqueda de algo y de repente te has topado con ese mensaje tan desagradable de “Error 404, no hemos encontrado la página que estás buscando”? Es frustrante, ¿verdad? Eso es lo que ocurre cuando tenemos una redirección mal hecha que en vez de llevarnos al destino escogido nos lleva a la nada.

Tener un solo error 404 en nuestra web no es preocupante, aunque con lo fácil que resulta subsanarlo es mejor corregirlo en vez de dejarlo pasar. El problema es cuando acumulamos varios, ya que los buscadores acostumbran a rastrear nuestra página web y el tiempo que dedican a hacer esos análisis se puede ralentizar si se encuentran demasiados errores.

¿Sabes qué significa un mayor tiempo de rastreo? Exacto, una penalización en forma de pérdida de importancia en los resultados.

Por eso, si quieres evitar la pérdida de posiciones en los buscadores relacionada con la acumulación de errores 404, puedes contabilizarlos y localizarlos a través de la herramienta Search Console de Google. Esto te facilitará el trabajo, sobre todo si tienes, por ejemplo, una tienda online con cientos de productos y no quieres clicar en todos y cada uno de ellos para ver si te devuelven un 404.

 

Visitas cortas a tu web

 

Google estuvo muchos años anunciando que primaría para las primeras posiciones a todos los que se preocupasen por ofrecer un contenido de calidad. Pues ya lo hace, es su forma de tener contentos a los usuarios, de hacer que cada búsqueda merezca la pena y de velar porque nadie escale posiciones sin motivos reales.

Para controlar esto utiliza Google Panda, un algoritmo preparado para analizar el tiempo que transcurre desde que alguien entra en una web hasta que sale y el número de acciones que realiza en su visita.

¿Y cómo puedes evitar la pérdida de posiciones en los buscadores cuidando tu contenido? Pues, permítenos que seamos muy obvios en este caso: cuidando tu contenido.

Si tienes un blog con artículos interesantes sobre tu sector o tus actividades, mímalo, no te quedes en textos rápidos de 300 palabras, descuidados, mal organizados o sin un estudio previo de palabras clave. Expláyate, haz que quien entre a leerte salga habiendo aprendido algo o con muchos detalles sobre lo que estaba buscando.

Si lo que tienes es una tienda web tienes que evitar el error que más se repite en la mayoría de tiendas pequeñas: colocar una simple foto y una línea de descripción de producto. Piensa en Amazon y no, no queremos que te compares directamente con ellos a nivel de personal y de volumen de ventas, pero piensa en cuánta información te ofrece de cada producto. Tienes descripciones largas, varias fotografías, tablas comparativas con productos similares, opiniones de usuarios que ya han comprado el producto, sección de preguntas y respuestas… En definitiva, información útil que facilita a los usuarios la toma de decisiones.

Resumiendo, si quieres evitar la pérdida de posiciones en los buscadores debes buscar los motivos que la están produciendo. ¿Has estado tocando el diseño? Bien, es bueno actualizarse, pero asegúrate de que todo está en su sitio. ¿Tienes varios enlaces que conducen a los famosos 404? Localízalos y corrígelos. ¿Has detectado que la gente pasa muy poco tiempo en tu web? Convéncelos para que se queden con contenidos apropiados y con información precisa y de calidad.

Si necesitas ayuda con todo ello o estás buscando un equipo de profesionales que se encargue de recuperar los puestos que tenías en el ranking, contáctanos, en ClickAge somos expertos en detectar tus necesidades y hacer lo que sea necesario para satisfacerlas.