¿Cuáles son los errores que debes evitar en tu plan de marketing de contenidos?

¿Cuáles son los errores que debes evitar en tu plan de marketing de contenidos?

A estas alturas nadie duda de lo importante que es trabajar día a día el marketing de contenidos de una web de empresa. Ahora más que nunca, los usuarios demandan información relevante y que les sirva para solucionar sus problemas.

La teoría es sencilla, pero muchas veces en Clickage vemos que en ocasiones se cometen errores que hacen que los resultados buscados no se alcancen. Por eso hemos preparado un post que habla de lo que no se debe hacer en la estrategia de marketing de contenidos. ¡Evítalos y triunfa!

Errores comunes que debes evitar en tu estrategia de marketing de contenidos

Centrar los esfuerzos en crear un buen contenido tiene grandes ventajas: tu marca se posicionará como un referente de su sector, ya sea en el campo de la informática, el retail, el marketing o cualquier otro.  Además, aumentarás tu tráfico web, lo que dará lugar a una mayor oportunidad de conversión y de fidelización de tus clientes. Por eso debes cuidar al máximo tus publicaciones.

Algunos de los errores más comunes que se suelen cometer dentro del marketing de contenidos pasan por no tener una estrategia definida o incluso pecar de impaciencia, pero hay más.

¡Abre tu editor de textos y anota, porque solo con la mejora continua conseguirás lo que te propones!

Error #1: No tener ningún tipo de estrategia… por escrito

¿Conoces el dicho “las palabras se las lleva el viento”? Pues bien, muchas veces vemos cómo las empresas siguen una planificación en su marketing de contenidos, pero sin ningún documento que lo respalde. Esto puede dar pie a que se olviden pequeños detalles y no se tengan en cuenta ciertos elementos importantes como el tono o el estilo que debe tener la marca.

Además de los objetivos, también debes establecer una serie de pautas que te llevarán a conseguir esos resultados. Entre las preguntas que deberías responder como empresa (y dejarlas por escrito en tu plan de marketing), están las siguientes:

¿Quiénes somos?

Tener claro quiénes somos y qué nos diferencia de la competencia es clave para saber qué tipo de mensajes queremos transmitir sin desligarnos de nuestros valores y filosofía como marca.

¿A quién queremos impactar?

También es fundamental definir la audiencia a la que queremos llegar. Solo de esta forma podremos saber qué tipo de contenidos pueden funcionar mejor. Recuerda que los usuarios siempre están buscando una solución a sus necesidades. Además, conociendo a tu target también podrás desarrollar a tus buyer persona (una representación semi-ficticia de tu consumidor final) y realizar así contenidos ajustados a ellos.

¿Cuál es el objetivo que queremos lograr?

Los contenidos que crees no van a ser los mismos dependiendo de los objetivos que quieras conseguir. Por eso, una vez establecida tu meta (aumentar el tráfico web, generar más leads, mejorar la atención al cliente…) debes adecuar los mensajes a ella.

Error #2: No conocer a tu audiencia

A la audiencia no se la conoce solo con los clásicos datos básicos de edad, nivel socioeconómico o estudios. Hace falta bastante más.

Debes hacer un estudio en profundidad de tu público para conocer los diferentes perfiles en los que se puede dividir tu target. “Hombres y mujeres de entre 20 y 50 años” da para varios tipos de perfiles: estudiante, mujer trabajadora, padre…  y cada uno de ellos tendrá unas motivaciones diferentes, unas preocupaciones particulares…

Una idea para empezar a recolectar la información es a través de estudios de mercado, encuestas, entrevistas… y tratar de responder a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuáles son sus datos demográficos?
  • ¿En qué trabaja y cuál es su nivel dentro de la empresa?
  • ¿Cómo suele vestir?
  • ¿Cuáles son sus necesidades diarias?
  • ¿Cómo podemos ayudarle a resolver sus problemas?
  • ¿Adónde va si necesita conseguir información?
  • ¿Cómo consume la información y qué canales utiliza para ello?
  • ¿Cuánto tiempo dedica a consumir información?
  • ¿Cuáles son sus hobbies?

Con esta información puedes preparar tus fichas de buyer persona y, para hacerlo más individualizado, incluir un nombre y redactarlo como si fuese una historia real. Cuanto más te pongas en los zapatos de tu consumidor final, mejor será tu contenido, ya que lo crearás pensando en ellos.

Además, puedes completar tus fichas con información que recojas de los comentarios sobre tu empresa que hacen tus seguidores en las redes sociales, métricas de Google Analitycs o, por qué no, quejas que se suelan repetir en atención al cliente.

Error #3: No tener paciencia

Las mejoras no suceden de un día para otro y cuando se implementa una nueva estrategia de marketing de contenidos necesita un tiempo de funcionamiento para saber si da resultados o no. Por eso es importante que no te desesperes si ves que pasan dos semanas y todavía no has llegado a los objetivos que quieres.

La clave está en trabajar bien tu estrategia para que sea coherente y conocer a tu audiencia, para poder darles lo que buscan y a través de los canales adecuados.

Error #4: Crear contenido insustancial

Crear contenido de calidad no es fácil y no es raro ver empresas que llenan sus blogs corporativos de actualizaciones que no aportan nada. Debes huir de la cantidad y centrarte en la calidad. Por supuesto, un texto útil lleva tiempo, pero, si lo haces bien, verás cómo mejoran los resultados.

Para empezar, ponte en el lugar de tu usuario para saber qué temas le interesan (por eso debes estudiar a tu audiencia). Además, es conveniente que eches un vistazo a los mejores contenidos de la competencia y pienses de qué manera puedes mejorar los tuyos (ya sea dando más información, optimizando las infografías, aportando más puntos de vista…).

También debes posicionar tus textos para SEO con las palabras clave más importantes y los textos deben ser fáciles de leer, con una estructura dividida en títulos, subtítulos y párrafos cortos. Las fotografías también tienen que tener una calidad aceptable (y no pixelizadas o borrosas)

Por último no te olvides de que deben estar adaptados para que se puedan leer en cualquier dispositivo móvil.

Recuerda que toda estrategia debe ser medible para conocer cómo funciona y establecer las mejoras oportunas.

¡Si evitas estos cuatro errores estamos seguros de que tus resultados mejorarán exponencialmente! Y tú, ¿qué errores cometes en tu plan de marketing de contenidos?

Si necesitas que te ayudemos a crear una gran estrategia de marketing de contenidos, ¡habla con nosotros!

Marketing digital

Community Management

Desarrollo a medida

Diseño y Comunicación

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies