Errores que debes evitar en tu plan de contenidos

Para un buen marketing de contenidos es necesario una estrategia definida y conocer al máximo a tu audiencia

Independientemente del tipo de contenido que compartas o de las plataformas empleadas para su distribución, hay una premisa indiscutible: si deseas potenciar tu negocio y conectar con tu audiencia, necesitas un buen plan de contenidos.

Durante su elaboración, es más habitual de lo que crees caer en ciertos errores, algo que podría penalizar los objetivos empresariales. En este post te detallamos cada uno de ellos para que los evites y consigas todo lo que te propongas.  

El plan de contenidos y los errores más habituales que debes evitar

Centrar los esfuerzos en crear un buen contenido tiene grandes ventajas: tu marca se posicionará como un referente de su sector, ya sea en el campo de la informática, el retail, el marketing o cualquier otro.  Además, aumentarás el tráfico web, lo que dará lugar a una mayor oportunidad de conversión y de fidelización de tus clientes. Por eso debes cuidar al máximo tus publicaciones.

Algunos de los errores más comunes que se suelen cometer dentro del marketing de contenidos pasan por no tener una estrategia definida o incluso pecar de impaciencia, pero hay más.

Abre tu editor de textos y anota, porque solo con la mejora continua alcanzarás todas tus metas.

Error #1: No tener ningún tipo de estrategia… por escrito

¿Conoces el dicho “las palabras se las lleva el viento”? Pues bien, muchas veces vemos cómo las empresas siguen una planificación en su marketing de contenidos, pero sin ningún documento que lo respalde. Esto puede dar pie a que se olviden pequeños detalles y no se tengan en cuenta ciertos elementos importantes como el tono o el estilo que debe tener la marca.

Además de los objetivos, también debes establecer una serie de pautas que te llevarán a conseguir esos resultados. Entre las preguntas que deberías responder como empresa (y dejarlas por escrito en tu plan de marketing), están las siguientes:

¿Quiénes somos?

Tener claro quiénes somos y qué nos diferencia de la competencia es clave para saber qué tipo de mensajes queremos transmitir sin desligarnos de nuestros valores y filosofía como marca.

¿A quién queremos impactar?

También es fundamental definir la audiencia a la que queremos llegar. Solo de esta forma podremos saber qué tipo de contenidos pueden funcionar mejor. Recuerda que los usuarios siempre están buscando una solución a sus necesidades. Además, conociendo a tu target también podrás desarrollar a tus buyer persona (una representación semi-ficticia de tu consumidor final) y realizar así contenidos ajustados a ellos.

¿Cuál es el objetivo que queremos lograr?

Los contenidos que crees no van a ser los mismos dependiendo de los objetivos que quieras conseguir. Por eso, una vez establecida tu meta (aumentar el tráfico web, generar más leads, mejorar la atención al cliente…) debes adecuar los mensajes a ella.

Error #2: No conocer a tu audiencia

Una de las partes más importantes del plan de contenidos es aquella dedicada a delimitar a la audiencia y resulta fundamental ir más allá de datos tan básicos como la edad, el nivel socioeconómico o los estudios. Recuerda que no es lo mismo escribir para directivos de una empresa que para estudiantes de posgrado o deportistas de élite, por poner un ejemplo. 

Por ello, debes hacer un estudio en profundidad de tu público para conocer los diferentes perfiles en los que se puede dividir tu target. “Hombres y mujeres de entre 20 y 50 años” da para varios tipos de perfiles: estudiante, mujer trabajadora, padre…  y cada uno de ellos tendrá unas motivaciones diferentes, unas preocupaciones particulares…

Una idea para empezar a recolectar la información es a través de estudios de mercado, encuestas, entrevistas… y tratar de responder a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuáles son sus datos demográficos?
  • ¿En qué trabaja y cuál es su nivel dentro de la empresa?
  • ¿Cómo suele vestir?
  • ¿Cuáles son sus necesidades diarias?
  • ¿Cómo podemos ayudarle a resolver sus problemas?
  • ¿Adónde va si necesita conseguir información?
  • ¿Cómo consume la información y qué canales utiliza para ello?
  • ¿Cuánto tiempo dedica a consumir información?
  • ¿Cuáles son sus hobbies?

Con esta información puedes preparar tus fichas de buyer persona y, para hacerlo más individualizado, incluir un nombre y redactarlo como si fuese una historia real. Cuanto más te pongas en los zapatos de tu consumidor final, mejor será tu contenido, ya que lo crearás pensando en ellos.

Además, puedes completar tus fichas con información extra que recojas de los comentarios sobre tu empresa que hacen tus seguidores en las redes sociales, métricas de Google Analytics o, por qué no, quejas que se suelan repetir en atención al cliente.

Error #3: No tener paciencia

Las mejoras no suceden de un día para otro, sino que requieren de tiempo y esfuerzo. Así, las estrategias de marketing de contenidos deben desarrollarse a medio o largo plazo

Olvídate de fórmulas mágicas o técnicas milagrosas. Si quieres tener éxito con tu plan de contenidos tendrás que trabajar tu estrategia para que sea coherente, pero también será necesario que conozcas perfectamente a tu audiencia para ofrecerle, a través de los canales adecuados, justo lo que necesita. 

El plan de contenidos es importante para las empresas

Error #4: Crear contenido insustancial

Crear contenido de calidad no es fácil y no es raro ver empresas que llenan sus blogs corporativos de actualizaciones que no aportan nada. Debes huir de la cantidad y centrarte en la calidad. Por supuesto, un texto útil lleva tiempo, pero, si lo haces bien, verás cómo mejoran los resultados.

¿Cómo? Aquí tienes algunos consejos para lograrlo:

  • Ponte en el lugar del usuario para saber qué temas le interesan (para ello recuerda que debes estudiar a tu audiencia) y acertar con tu plan de contenidos. 
  • Echa un vistazo a los mejores contenidos de la competencia y piensa de qué manera puedes optimizar los tuyos (ya sea dando más información, incluyendo infografías y nuevos recursos gráficos, aportando otros puntos de vista…).
  • Emplea un lenguaje natural, fácilmente comprensible por los visitantes de tu web. Esto también te ayudará a captar la atención de tu público objetivo. 

Error #5: No optimizar los contenidos para SEO

Aunque siempre escribimos para personas, en nuestro plan de contenidos no nos podemos olvidar de Google. Por ello, es fundamental que posiciones tus textos para SEO, incluyas las palabras clave más importantes (siempre de forma natural) y trates de responder las intenciones de búsqueda de los usuarios

¿Otro consejo? Cuida la ortografía, pero también la estructura del contenido: divídelo en títulos, subtítulos y párrafos cortos. Por supuesto, las fotografías también tienen que tener una calidad aceptable (evitando aquellas que se vean pixeladas o borrosas).

Por último, recuerda la importancia de que tu sitio web sea responsive, es decir, que se adapte a todos los dispositivos móviles. De esta forma, garantizas un acceso fácil y cómodo para todos.

Error #6: Aprovechar los contenidos para hacer spam

Un plan de contenidos de calidad jamás utilizará los canales de comunicación de la empresa (blog, redes sociales…) para compartir tan solo publicaciones orientadas a promocionar sus servicios o productos

Recuerda que las estrategias de content marketing buscan ofrecer información de valor a la audiencia. Si te centras en la autopromoción, corres el riesgo de perder la atención de los usuarios, penalizando la reputación e imagen de marca del negocio.

Error #7: Olvidarse de analizar los resultados

¿Cómo se puede saber si el plan de contenidos está funcionando? A través del análisis de los resultados. No evaluar adecuadamente las métricas obtenidas impide conocer qué estrategias están teniendo éxito y cuáles necesitan ajustes. Esto puede afectar notablemente al crecimiento de la empresa, ya que la toma de decisiones estará basada en suposiciones y no en datos sólidos.

Además, el uso de determinadas herramientas también te permitirá obtener información valiosa sobre tu público objetivo y determinar si estás logrando impactar en ellos de forma efectiva. 

Errores a evitar en el plan de contenidos: conclusiones finales

Como has podido comprobar, para triunfar con tu estrategia de marketing de contenidos no solo deberás apostar por un plan de contenidos de calidad, también tendrás que conocer muy bien a tu audiencia, optimizar tus textos para SEO y analizar los resultados de forma precisa, entre otras cuestiones. 

¿Necesitas ayuda? Contáctanos. Nos pondremos manos a la obra para que triunfes con tu content marketing.

¡Comparte este contenido!

Solicita tu Kit Digital

El Kit Digital pone a tu disposición subvenciones para ayudar en la digitalización de tu negocio, seas autónomo, empresa o pyme. Con esta ayuda, puedes acceder a diferentes tipos
de servicios:

Digitaliza tu empresa con ClickAge. Somos agente digitalizador y te ayudaremos en todo el proceso, para que puedas adaptar o mejorar tu negocio al mundo digital.