Si tienes una web este artículo te interesa. Sigue leyendo este post y descubre si tu site puede convertirse en una fuente de ingresos gracias a Google AdSense.

¡No pierdas más tiempo ni dinero!

¿Qué requisitos necesitas cumplir?

Utilizar Google AdSense es rentable si tu canal de Youtube tiene más de 1000 suscriptores y 4000 horas de visualizaciones públicas acumuladas.

En el caso de las webs o blogs también es conveniente tener un mínimo de tráfico mensual. Recuerda que, si ofreces un contenido de calidad es más probable que consigas una buena posición en el buscador y que, por lo tanto, tus contenidos consigan tráfico orgánico.

Existen algunas herramientas SEO que te ayudarán en la optimización de tu web: Check My Links, SEO Site Checkup, WooRank, etc.

Pero, antes de seguir profundizando en el tema, definamos qué es Google AdSense.

¿Qué es AdSense?

Google AdSense es un método gratuito para que, aquellos que tenéis webs o canal de Youtube, podáis obtener ingresos mediante la publicación de anuncios de Google segmentados en vuestros sitios web o vídeos.

Es una plataforma que tenemos a nuestra disposición para poder publicar anuncios en las páginas de nuestro sitio web, en los post de nuestro blog o en los vídeos del canal de Youtube y conseguir así una fuente de ingresos sin esfuerzos.

En la actualidad, hay más de 17.400 webs en España que han implementado AdSense. Según las estadísticas son más de 10 millones de sitios webs activos en Internet.

Ventajas de utilizar Google AdSense

La plataforma de Google nos ofrece una serie de ventajas que ayudan a sacar el máximo partido a tu sitio web. Nos permite proporcionar anuncios de texto y gráficos fáciles de leer y relacionados con el contenido de tu propia página. Así, publicarás anuncios que interesan a tus usuarios.

Pertenece a Google y esto no podría no ser una ventaja. Con AdSense te aprovechas de las tecnologías de búsqueda de Google. Estas tecnologías son la base de AdSense que comprenden el contexto y el contenido de las páginas web para publicar anuncios de Google relacionados.

Nos permite dirigimos a tu audiencia: además de publicar anuncios segmentados en función a palabras clave, Google nos ofrece la posibilidad de segmentar por ubicación, adaptando así, a la perfección, los anuncios de pago por impresión a sus páginas.

Podrás filtrar los anuncios no deseados. Google combina el equipo editorial con la tecnología de filtrado para que esto pueda suceder.

Finalmente, pero no menos importante, una gran ventaja reside en que AdSense es fácil de usar y no requiere ningún recurso por parte del usuario.

Cómo registrarte en Google AdSense

Lo primero que debes hacer, como ocurre con cualquier aplicación web, es crear tu cuenta de Google AdSense.

Entra en la página principal de Google AdSense y regístrate rellenando los campos de su formulario: la URL de tu site y tu dirección de correo electrónico.

A continuación, debes activar tu cuenta. Inicia sesión en AdSense: tendrás que rellenar tus datos de contacto incluyendo tu información bancaria, dónde cobrarás los beneficios que consigas gracias a la plataforma.

Por último, una vez que Google recibe tu solicitud, te pide que vincules tu cuenta AdSense con el sitio web o el canal de Youtube con el que quieres obtener beneficios.

¿Cómo vinculas tu cuenta?

Inicia sesión en tu cuenta de AdSense y dirígete al menú lateral izquierdo, haz clic en Sitios web y, a continuación, clica en Agregar sitio web.

Tendrás que añadirla URL de tu site y AdSense te facilitará un fragmento de código HTML que tendrás que pegar entre las etiquetas <head> del código de tu web.

Una vez hayas hecho esto simplemente clica el botón Listo en tu cuenta de Google AdSense.

Google te enviará la confirmación de que la vinculación es correcta.

Sencillo ¿verdad?

¡Ojo a las políticas publicitarias!

Si quieres empezar a utilizar AdSense debes cumplir las políticas de su programa. En caso contrario podrían deshabilitar tu cuenta, dejar de publicar anuncios en tu página, retener los pagos o, directamente, cerrar tu cuenta.

Además, hay que tener en cuenta que estás políticas pueden actualizarse con frecuencia y que es tu responsabilidad comprobar si se ha producido alguna actualización.

Entre las normas para los editores se encuentran las siguientes prohibiciones:

No puedes compensar a los usuarios por ver los anuncios o realizar búsquedas.

No debes utilizar frases invitando a hacer clic en los anuncios.

No puedes usar flechas que guíen a los usuarios hacia el anuncio.

Tampoco puedes diseñar tu sitio web de forma que no se distingan los anuncios del resto del contenido del site.

Estas son algunas de las cuestiones que debes tener en cuenta, pero no las únicas. Toda la información al respecto se encuentra en el soporte de AdSense.

No olvides que el tipo de contenido influye en la rentabilidad

Es posible monetizar casi cualquier tipo de contenido, sin embargo, hay que tener en cuenta que existen algunos nichos que generan más dinero por clic.

En el caso de Youtube, los anunciantes pagan más para que sus anuncios se muestren en materiales educativos.

En el caso de las webs, también hay sectores más competitivos para los anunciantes. Esto lleva a que acaben pagando más por el clic para que sus anuncios se muestren en páginas cuyas temáticas coinciden con las definidas en sus audiencias.

Si tienes esto en cuenta y creas contenidos relacionados con estos sectores, los más competidos, conseguirás más rentabilidad con AdSense con un menor número de clics.

Google AdSense

Esperamos que nuestra información te inspire a lanzarte a probar nuevas fuentes de ingresos. Si necesitas ayuda o no te ves capaz de mejorar el SEO de tu site no dudes en contactar con nosotros. En Clickage estaremos encantados de asesorarte y ayudarte a conseguir tus metas.

¡Recuerda que nos gusta lo que hacemos y queremos contagiarlo!