Las redes sociales conectan tu negocio con tus seguidores y ayudan a promocionar tus servicios y productos a la hora de conseguir nuevos clientes. Conocer cada una de ellas y saber cómo funciona el posicionamiento de redes sociales te ayudará a mejorar y potenciar tu marca o negocio y así ganar en visibilidad. 

El SEO, es decir, el posicionamiento en buscadores, y las redes sociales son dos de las estrategias más utilizadas del marketing digital. Sin embargo, funcionan de forma diferente y para poder exprimir al máximo ambas opciones hay que tener claro cómo posiciona cada una de ellas.

Por ello, primero te explicamos el funcionamiento del posicionamiento en redes sociales y del SEO para que aproveches las ventajas que ofrecen su combinación.

Claves del posicionamiento en las redes sociales

Es importante tener en cuenta que cada buscador utiliza sus propios criterios en cuanto a este posicionamiento. Mientras que Bing toma en cuenta la importancia de un perfil social para su SEO, Google no lo hace. 

En todo caso, que el buscador más usado del mundo no utilice la relevancia de las redes sociales como criterio para el SEO no significa que este factor no sea relevante. De hecho, las ventajas de las redes sociales para una empresa son muchas: desde aumentar la visibilidad online de tu negocio, a tener más ventas o mejorar la atención al cliente al responder de una forma más rápida y directa.

Por ello, es necesario prestar atención al apartado social media y saber cómo posicionan las redes sociales teniendo en cuenta sus criterios de funcionamiento.

Como comentamos anteriormente, las redes sociales no forman parte de los más de 200 factores que tiene en cuenta Google a la hora de realizar las búsquedas y hacer técnicas de SEO. Sin embargo, nuestros perfiles digitales individuales sí se muestran en las búsquedas del navegador más famoso del mundo.

Google no tiene en cuenta el social media para su algoritmo de posicionamiento web, pero sí le otorga importancia. De hecho, el SEO y las redes sociales van de la mano y son imprescindibles para mejorar la presencia online de un negocio y para ganar visibilidad digital.

El SEO y las redes sociales permiten conseguir tráfico hacia tu web. La diferencia radica en la forma de conseguirlo. Mientras el SEO emplea varias formas para atraer visitas (marketing de contenidos, tener presencia en agregadores de noticias o hacer uso de palabras clave, entre otros), las redes sociales están más limitadas.

Los hashtags, la importancia de etiquetar los contenidos

El principal modo para visualizar el contenido de las redes sociales en Google es a través del uso de las etiquetas, conocidas como hashtags. Este carácter # se introduce al inicio de la palabra que queremos etiquetar en un mensaje de redes sociales para destacar ese tema.

Google categoriza la información etiquetada en las redes sociales gracias a los hashtags y las muestra en los SERP (Search Engine Results Page), es decir, en los resultados de búsqueda. Cuanto mejor se optimiza el contenido con el uso de hashtags, más posibilidades hay de que se muestre en las primeras posiciones cuando se realiza una búsqueda. 

Los hashtags sirven para identificar un tema en concreto, pero también un lugar o evento, o ambas cosas a la vez. Su uso sirve para agrupar contenido relacionado, que se muestra al hacer una búsqueda del mismo en las redes sociales.

Así, se pueden usar en Twitter o en Instagram para buscar algo que nos interese. Si buscamos un evento y sabemos el hashtag que se ha usado podemos localizar información relacionada con dicho tema.

Por ejemplo, si quieres saber las últimas noticias del Mobile World Congress 2020 de Barcelona deberás utilizar el hashtag #MWC20 para estar al tanto de las novedades relacionadas con el evento. Por ejemplo, saber que se ha cancelado a causa de las bajas que se estaban produciendo.

También podemos utilizar este etiquetado para escribir contenido acerca de un tema concreto y publicarlo en nuestro perfil social. En función del éxito de la publicación, esta puede hacerse viral y llegar a la gente que haga uso de dichos hashtags.

En Twitter se podría llegar a convertir en Trending Topic, es decir, lo más visto, y en Instagram aparecería en las publicaciones destacadas o en el apartado de búsqueda si se quiere consultar un tema en concreto.

Es interesante tener en cuenta que el contenido aglutinado en estas etiquetas no se queda únicamente en las redes sociales, ya que puede saltar a Google si ha tenido muchas búsquedas. Y es que el buscador tiene en cuenta las publicaciones sociales que han tenido repercusión en las redes y las muestra en ciertos resultados.

Si bien es cierto que no se conoce en detalle cómo funciona esta relación entre Google y las redes sociales, no cabe duda que ambas formas sirven para atraer visitas y tráfico a tu web.

SEO y redes sociales: una combinación necesaria

Si tu empresa no aparece en Google no existes, literalmente. Lo mismo se puede decir de las redes sociales. La mayoría de empresas usan Twitter, Instagram o Facebook para publicitar sus contenidos y tener presencia online.

Principalmente, la gente busca información en Google, pero también en las redes sociales. Por ello, hay que cuidar ambos espacios.

Si tienes una web sabrás la importancia de tener una buena estrategia SEO para aparecer en las primeras posiciones de Google. Esta estrategia debe ir unida con las redes sociales para obtener mejores resultados.

Por un lado, a Google le encantan las páginas con información útil y, por otro, cada vez más usuarios de redes sociales buscan y consumen contenido en ellas. Por poner un ejemplo, muchos usuarios de medios de publicación leen sus noticias a través de Facebook o Twitter.

Como ves, el posicionamiento en redes sociales y el SEO pueden ser un arma muy poderosa para tu negocio, sobre todo, si las combinas.

¿A qué esperas para ponerlas en práctica? 

Si tienes alguna consulta, no dudes en ponerte en contacto con Clickage. Nuestro equipo de SEO y Social Media te ayudará con el desarrollo de tu estrategia de posicionamiento web para que consigas tus objetivos.