Contenido

1- ¿Qué es el marketing relacional?
2- ¿Cuáles son los principales beneficios del marketing relacional?
3- Los pasos para aplicar el marketing relacional
4- Algunas herramientas que puedes usar en tu estrategia de marketing relacional

No cabe duda de que los clientes buscan siempre ser bien atendidos y disfrutar de una experiencia positiva. Y, en este sentido, el marketing relacional es una excelente estrategia para captarlos y fidelizarlos.

Pero, ¿sabes en qué consiste esta técnica? ¿cuáles son los pasos para aplicarla? ¿o qué técnicas de marketing relacional puedes llevar a cabo? ¡Te lo contamos!

¿Qué es el marketing relacional?

El marketing relacional es un conjunto de estrategias que buscan la fidelización del cliente. Así, a través de diversas acciones, tiene por objetivo establecer relaciones sólidas y duraderas en el tiempo con el público objetivo.

De esta manera, se mejora la experiencia de los consumidores y la relación no termina cuando adquiere un producto o servicio.

En definitiva, la idea es conectar con la audiencia, optimizar sus experiencias y crear un vínculo estrecho entre el comprador y el negocio para que siga apostando por él en futuras ocasiones, ya sea recomendando sus productos o servicios o comprando otros.

¿Cuáles son los principales beneficios del marketing relacional?

  • Fideliza a los clientes
  • Mejora la experiencia y la satisfacción de los consumidores con la marca
  • Consigue crear relaciones duraderas y estrechas en el tiempo
  • La marca adquiere una mayor notoriedad y se diferencia de su competencia
  • Los clientes perciben a la empresa como más confiable
  • Aumenta la reputación de la marca
  • Se consigue una comunicación personalizada y fluida
  • Se conoce mucho mejor las necesidades de los clientes y sus hábitos de consumo, lo que a su vez permite establecer nuevas acciones de marketing
  • Se incrementan los beneficios y las ventas

Los pasos para aplicar el marketing relacional

La implementación del marketing relacional o marketing de relaciones se divide en cuatro etapas diferenciadas.

Recopilar información y crear una base de datos

En esta primera etapa, es importante generar leads de calidad con el fin de conocer mejor a la audiencia, extraer información sobre ellos y crear una base de datos.

Pero, ¿cómo hacerlo? Una buena idea puede ser creando contenido de calidad en tu web, apostando por potentes campañas publicitarias o, por qué no, siguiendo una cuidada estrategia SEO.

Segmentación

Una vez hayas creado una base de datos y tengas información sobre tu target, es hora de segmentarlo. Piensa que la base del marketing relacional es la satisfacción del cliente y cada uno de ellos tendrá unas necesidades diferentes.

Así, tienes que personalizar al máximo tus acciones y agrupar a los consumidores en función de sus gustos, intereses o hábitos.

Adaptación

Ya tienes una base de datos segmentada, ¿cuál es la siguiente etapa? ¡La adaptación! Es decir, personalizar las acciones y los mensajes con los que te vas a dirigir a cada grupo. Por supuesto, también deberás decidir el tono en el que te vas a comunicar con ellos, o los canales.

Interacción

Finalmente, llega el momento de poner en marcha todas las estrategias para comunicarte con tus clientes, relacionarte con ellos y crear las mejores experiencias para conseguir un vínculo estrecho con ellos que te lleve a fidelizarlos.

El email marketing o la monitorización de las redes sociales son algunas de las acciones que se pueden llevar a cabo en el email relacional

Algunas herramientas que puedes usar en tu estrategia de marketing relacional

Email marketing

El email marketing es una excelente herramienta para desarrollar determinadas acciones de marketing relacional con las que crear una relación de proximidad con tus clientes.

Así, puedes enviarles descuentos y promociones, felicitarles de manera personalizada su cumpleaños y otras fechas señaladas como Navidad o incluso ofrecerles nuevos productos en base a sus intereses. Del mismo modo, también tienes la oportunidad de hacerles llegar contenidos relevantes y de valor para ellos.

Evidentemente, es importante que segmentes adecuadamente los correos electrónicos en función de los intereses o los hábitos de consumo de tu público. Además, es crucial que cuides al máximo el diseño y el copy.

Atención al cliente

La atención al cliente es un pilar básico del marketing relacional, por ello se debe contar con un equipo especializado. De este modo, se podrán solventar todas las dudas y las incidencias a la mayor brevedad posible.

Para ello, es necesario contar con diferentes canales, desde las redes sociales, hasta el correo electrónico o un teléfono de contacto.

Redes sociales

Las redes sociales no solo permiten conocer mejor a los clientes, sino también establecer una comunicación mucho más fluida con los clientes, compartir contenido de calidad y, por supuesto, recopilar información valiosa sobre tu target.

Por otro lado, se trata de un canal que te ayudará a anticiparte a las posibles crisis que se puedan dar y es que también es posible descubrir lo que dicen sobre tu negocio, así como resolver dudas e incidencias.

Encuestas

Las encuestas de satisfacción son perfectas para conocer la opinión de tus clientes y establecer acciones de mejora encaminadas a incrementar sus experiencias positivas. Además, también les muestras que sus reseñas y comentarios son importantes.

Estimular el cross selling y el up selling

Como te adelantamos, con el marketing relacional se busca la fidelización. Es decir, el contacto con el cliente no finaliza cuando compra un producto o adquiere un servicio, sino que va más allá.

Por ello, una buena acción es ofrecerles, en el momento de la compra o poco después, otros productos utilizando el cross selling (sugerirles un producto complementario) o el up selling (un producto que mejora el artículo principal).

¿Y cómo? Existen diferentes técnicas, pero entre las más utilizadas se encuentra la opción de recomendárselo en el momento en el que vayan a pagar en el ecommerce o hacerlo en un correo electrónico unos días después.

¿Qué te ha parecido este post sobre marketing relacional? Esperamos que te haya sido de utilidad y que, con nuestros consejos, puedas empezar a trabajar en una estrategia eficaz y exitosa.

Y recuerda, si necesitas ayuda para captar y fidelizar nuevos clientes a través del marketing relacional, no dudes en contactar con Clickage. ¡Te asesoraremos y guiaremos en todo el proceso!