Cuando se tiene un negocio, online o no, es necesario mantenerse a la vanguardia, especialmente en lo que se refiere a la automatización de los procesos. No hay duda de que este es el secreto que nos permite trabajar de manera más sencilla. 

 

Las empresas que se demoran en evolucionar se estacan y no tardan en desaparecer, una triste realidad que seguramente quieres evitar. Los negocios físicos son cada vez menos rentables pues están a la sombra de los negocios online. Esto no significa que si tienes una empresa física debas renunciar a ella, sino que combinando ambos mundos puedes conseguir una mayor rentabilidad y beneficios.

¿Quieres saber cómo?

 

Por qué debes digitalizar tu negocio

Las ventajas de digitalizar y automatizar los procesos de una empresa son muchas. Hay distintas acciones, tecnologías y estrategias para conseguirlo, y todas ellas persiguen el mismo objetivo: hacer más sencilla la vida empresarial y aumentar las ventas de tu empresa. 

 

Si en tu empresa hay empleados, es necesario que al digitalizarla los formes para que adquieran la misma mentalidad empresarial que quieres fomentar en tu empresa.  

 

Reduce costes de producción

En la red hay distintos softwares y otras herramientas que generan una mayor rentabilidad y optimización de recursos. Gracias a estos se reducen los costes y, por tanto, aumentan los beneficios. Un ERP como Holded, por ejemplo, que es mucho más que un programa de facturación online impulsará tus ventas, pues tu equipo de comerciales contarás con herramientas más sofisticadas y eficaces. 

 

Crear un ecommerce, es otra de las ideas que te evita muchos gastos relacionados con la infraestructura, los alquileres, el servicio e incluso la presencia de empleados. 

 

No tendrás que depender de lo externo

La digitalización de un negocio permite proteger tu empresa y garantizar las operaciones independientemente de lo que pase en el exterior. Es posible que haya causas como el covid que frene ciertas operaciones, pero habrá muchas otras que si ya has digitalizado antes, seguirás haciendo. Algo que seguramente no podrías haber hecho de manera presencial. 

 

Herramientas como Trello, Slack, App Smartsheet etc. permiten una comunicación fluida entre los miembros de tu equipo, así como la generación y el seguimiento de proyectos. Si aún no las conoces, échales un vistazo para que saber cómo pueden ayudarte con tu negocio. 

Conseguir leads con el marketing digital

Conseguir leads

Cuando hablamos de digitalización no podemos obviar el marketing digital: imprescindible para atraer y fidelizar clientes. Tener un blog, mover las redes sociales, potenciar el posicionamiento de tu marca, hacer branding, etc., te ayudará a ser un referente en tu sector. 

 

Además, gracias al marketing se consiguen relaciones duraderas con los clientes, pues se mantiene una interactuación directa con ellos a través de diferentes canales, lo que da la oportunidad de pensar en sus gustos y necesidades al crear contenidos. 

 

Crecimiento sustentable

La digitalización te permite conocer en tiempo real los resultados de tus estrategias y los pasos que has dado para conseguir nuevos clientes. De este modo, reconoces las acciones más relevantes y efectivas y aquellas que tienen un margen de mejora.

Todo esto ayuda a mejorar cada día en tus puntos débiles y potenciar los fuertes, lo cual, a la larga, se traduce en un crecimiento que se sostiene en el tiempo, porque se ha asentado sobre una base sólida. 

 

Cómo digitalizar un negocio para mejorar procesos

Ya que hemos visto que la digitalización es la clave para el mejor funcionamiento de los negocios, hay que saber cómo llevarla a cabo. Aquí tienes algunos pasos que hay que seguir para que se agilicen muchos procesos de tu empresa. 

 

Conoce la realidad de tu negocio

Por mucho que tengamos ambiciones y nos encanten soñar, debemos ser realistas y saber con qué contamos. Una vez tengas claro esto, analiza qué quieres conseguir, de manera realista. Estudia en profundidad herramientas que te serán útiles para alcanzar tus metas. 

 

Para decidirte debes crear un modelo de negocio muy claro, en el que analices todos los procesos y factores. Puedes hacerlo con base en las entradas y salidas de capital, por ejemplo. 

 

No olvides la estrategia digital

Ya te hemos comentado antes lo importante que es tener presencia digital en la red. No obstante, ganar visibilidad y reputación no es algo que se consiga del azar, sino del esfuerzo y el trabajo constante. 

 

Además, debes tener claro qué procesos de tu empresa quieres digitalizar, cómo y por qué. Estos pasan por varios enfoques: estratégicos, económicos, el entorno y cultura digital.

Herramientas como Big Data te permiten conocer a tus clientes

Optimiza la experiencia del cliente

Sea cual sea la acción que hagas para digitalizar y mejorar tu negocio, este debe ir enfocado en un solo objetivo: ofrecer al cliente la mejor experiencia posible. Sin clientes no hay negocio, y cuanto más contentos estén, más vendrán y más beneficios obtendrás. 

 

Lo mejor de todo es que gracias a herramientas como Big Data, por ejemplo, es fácil conocer a tus clientes y reconocer sus comportamientos. Gracias a esta información es más sencillo cubrir sus necesidades. 

 

Lo importante es deleitar, sorprender y enamorar al cliente con nuestros productos y nuestro servicio.

 

Entrena y capacita

Como anticipamos antes, es importante que tus empleados estén completamente formados para entender y usar la digitalización de los procesos de tu empresa. Puede ser un cambio para ellos y una inversión de tiempo y dinero por tu parte, pero la rentabilidad a corto plazo merece la pena. 

 

Además, es importante conocer bien a tus empleados ya que es posible que tengan cualidades y virtudes que desconocías y que te vengan especialmente bien en ciertos procesos automatizados. 

 

Por otro lado, esto da la oportunidad a los empleados de adquirir nuevas responsabilidades y sentirse valorados. 

 

Crea una web

No hay digitalización con sentido sin una página web. Invierte en que profesionales del sector generen un sitio web fuerte y con gancho. Será tu mejor carta de presentación y un reclamo para nuevos clientes. Antes de hacer esto es importante que pienses en las plataformas que te gustaría utilizar para ello. 

 

Al hacerlo, ten en cuenta si se puede migrar un dominio para no perder lo conseguido, el coste anual, pero, sobre todo, las opciones de personalización y funciones avanzadas que ofrece. 

 

Acércate al cliente

El punto de vista empresarial ha cambiado a lo largo del tiempo, sobre todo con la llegada de las nuevas tecnologías a nuestra vida. Mientras que antes el departamento financiero estaba muy alejado del cliente, la digitalización exige que nos mantengamos cerca de él.

 

Este sector de la empresa debe estar directamente conectado con los demás departamentos para hacerse una visión clara de las necesidades del mercado y actuar rápidamente para llevar a cabo los cambios necesarios. Puede conllevar riesgos, pero asumirlos te resultará ventajoso. 

 

Entiende al consumidor

El consumidor es el motor de tu negocio y entenderlo es importante para que tu empresa se mantenga a flote. Debes comprender por qué compra y a través de dónde. Adapta tus pensamientos a los de ellos para generar más ventas. Intenta pensar como él cada vez que lances un producto. 

 

¿Cómo se hace? Piensa en tu público objetivo, cómo es su nivel social, dónde vive y qué necesita. Ponte en su lugar y hazte preguntas como: ¿Me compraría esto? ¿Dónde me sería útil? ¿Cuánto pagaría por él? ¿Cuánto tiempo necesito invertir para aprender a usarlo? ¿Estoy dispuesto a ello?

 

Si eres capaz de contestar a estas preguntas como lo haría uno de tus clientes, ¡adelante! Vas en buen camino. 

 

Sé constante

No creas que por haber digitalizado tu empresa puedes sentarte a descansar. Esto es solo el principio. La digitalización necesita mantenerse al día constantemente, actualizándose y adaptándose a los nuevos clientes que aparezcan y a las necesidades del mercado. Solo así marcarás una diferencia sobre la competencia. 

 

 

Ya ves que plantearse digitalizar una empresa es una gran idea, aunque conlleve tiempo, esfuerzo y dinero. La inversión es rentable a corto plazo y conseguirás un control más absoluto de tu negocio. ¡Todo ventajas!

 

Recuerda mantenerte al día y en constante actualización para que tu empresa sea un éxito.