Los KPIs o indicadores clave son básicos para cualquier tipo de negocio digital. Gracias a ellos puedes saber qué estrategias funcionan en tu empresa y determinar el valor real de las inversiones que realices.

Para ayudarte, en Clickage hemos preparado un post en el que te hablaremos de la importancia de saber definirlos correctamente para que obtengas los mejores resultados y, por supuesto, te enseñaremos cuáles son los KPIs más importantes para tu e-commerce.

¿Listo? ¡Empezamos!

Antes de nada, ¿qué son los KPIs?

Los Key Perfomance Indicator o indicadores clave de rendimiento son parámetros fundamentales para el rendimiento, desarrollo y la consecución de los objetivos de un negocio.

Con los KPIs podrás conocer desde la tasa de abandono que tiene tu tienda online, es decir, los visitantes que acceden a ella y no finalizan el proceso de compra, hasta métricas como el porcentaje de ventas, las visitas, el tráfico online de tu e-commerce o el ticket medio.

Por todo ello, si tienes un comercio electrónico, es imprescindible que establezcas aquellos indicadores clave que más te ayuden a definir la rentabilidad y eficiencia de tu negocio. De esta forma serás más competitivo y podrás ampliar tus márgenes de beneficio.

Los 8 KPIs más importantes para tu e-commerce

No todos los indicadores son válidos para cualquier tienda online, por ello es importante que seas capaz de identificar cuáles son los más relevantes para tu negocio. Ahora bien, independientemente de los que escojas, es fundamental que todos ellos sean SMART, o lo que es lo mismo, específicos, medibles, alcanzables, relevantes y que se puedan medir en una fracción de tiempo concreta.

Cuando los indicadores cumplen con esta filosofía, las decisiones que tomes serán mucho más precisas. ¿Quieres saber cuáles son los KPIs más importantes para tu e-commerce? ¡Te lo contamos!

Tasa de conversión

Es el promedio de las ventas que se realizan en un periodo concreto, es decir, te dice cuántos de tus visitantes terminaron el proceso de compra. Esto hace que sea uno de los KPIs más importantes para tu e-commerce y, para medirlo, es necesario dividir el número de ventas por el número de visitas a tu comercio electrónico.

¿Y qué ocurre si tu tasa de conversión no es la que esperabas? En ese caso, debes pensar cómo mejorar la efectividad de tu tienda. Revisa el SEO, tus llamadas a la acción, el tiempo de carga en la página, la usabilidad… y vete haciendo pequeñas mejoras en tu negocio online. Eso sí, recuerda no hacerlas todas a la vez o no sabrás qué funciona y qué no.

Tráfico de la tienda

Por otro lado, también es fundamental que midas el tráfico de tu tienda online para saber si atraes o no a posibles compradores. ¿Una gran opción para conocerlo? Echar mano de las métricas que te ofrece Google Analytics.

Con esta herramienta podrás comparar y analizar diferentes períodos para tener una visión más clara de en qué momento se reciben o se han recibido un mayor número de visitas. De este modo, tendrás la ocasión de afinar y corregir algunos errores de estrategia o repetir acciones que ya has comprobado que funcionan a la perfección.

Abandono del carrito

Este es otro de los KPIs más importantes para tu e-commerce. Gracias a este parámetro puedes comprender el comportamiento de los usuarios y detectar posibles fallos en el funnel o embudo de ventas de tu tienda online. Se puede identificar si existen problemas en algunas páginas concretas, en la interfaz del sitio o en la experiencia de compra, entre otros factores que puedan provocar el abandono.

Como consejo extra, te diremos que una de las técnicas más poderosas para reducir el ratio de abandonos es el remarketing, muy utilizado por ejemplo en la publicidad de Facebook, Instagram o Google Ads. Como seguramente ya sabes, esta estrategia consiste en volver a enseñarle al usuario un producto que ya ha visualizado y suele tener unos resultados muy positivos.

Ticket medio

Con este indicador podrás estudiar el comportamiento de los consumidores. El resultado está relacionado con el gasto medio que hacen tus clientes en el negocio. Conociéndolo podrás saber si se encuentra en los valores que a ti te interesan o hace falta aumentarlo y utilizar acciones como la venta cruzada, es decir, mostrarle al visitante productos de menor valor que lo que comprar como complemento.

¿Y para calcularlo? Tan solo necesitas conocer el valor total facturado y el número de pedidos.

Canales de adquisición

Si utilizas una herramienta como Google Analytics podrás también analizar los canales de adquisición de ventas o visitas de tu comercio electrónico. En ella, hay una opción que te permite acceder a la procedencia de los accesos y saber cuántos de ellos se materializan en conversiones.

Por ejemplo, si quieres saber cuántos clientes y cuántos accesos has conseguido mediante las redes sociales durante un mes, puedes hacerlo. Podrías identificar, por ejemplo, que has recibido 1500 visitas en tu sitio y que, de esas visitas, 5 se han convertido en ventas.

Gracias a estos datos podrás analizar cuál es el canal de adquisición que mejor resultado tiene y cuál no funciona correctamente y habrías de modificar.

CAC

Saber lo que gastas para conseguir un cliente es fundamental para determinar si pierdes o ganas dinero cuando alguien realiza una compra en tu comercio electrónico. El coste de adquisición de cliente o CAC sirve precisamente para esto y es muy sencillo, para conocerlo solo tienes que dividir la suma de las inversiones para adquirir un cliente entre los clientes de un período determinado.

Si, por ejemplo, en tres meses inviertes en tecnología y marketing 10.000 euros para conquistar a 10 clientes, el CAC será de 1.000 euros.

ROI

Este indicador está directamente relacionado con las acciones de marketing. El denominado retorno sobre la inversión (ROI) indica cuánto ha ganado o perdido un negocio en relación con la cantidad que se ha invertido.

Para hacer este cálculo, hay que dividir la diferencia entre el beneficio y la inversión total entre la inversión total y, posteriormente multiplicar el resultado por 100. Gracias a este indicador, podrás volver a evaluar tus estrategias y tomar la decisión de invertir más en aquello que mejores resultados está ofreciendo.

LTV

Lifetime Value es el beneficio total que un cliente genera durante su vida útil en tu negocio online. Para calcularlo has de multiplicar el ticket medio por el número de compras realizadas y por el tiempo de relación.

Al medir el LTV podrás planificar acciones y estrategias a largo plazo, descubrir patrones de compra y desarrollar nuevas tácticas en base a estos datos.

¿Qué te ha parecido esta recopilación de los KPIs más importantes para tu e-commerce? Esperamos que te sirva para orientarte y que te ayuden a tomar mejores decisiones para ahorrar tiempo, dinero y, por supuesto, para aumentar tus beneficios.

Si quieres optimizar tu tienda online y no sabes por dónde empezar, no dudes en contactar con Clickage. Nuestro equipo de expertos se pondrá manos a la obra para diseñar una tienda online a tu gusto para que alcances tus objetivos. Trabajaremos para que tengas unos textos persuasivos, una gran usabilidad y que funcione todo con un tiempo de carga óptimo.

No lo dudes, ¡Clickage es tu agencia de marketing y comunicación online!