Cuando realizamos una campaña de marketing digital que incluye publicidad siempre tenemos algunas preguntas que rondan por nuestra cabeza: ¿cómo se puede saber si hemos acertado? ¿Ha funcionado nuestra estrategia como debería? ¿Hemos obtenido un retorno o los objetivos que nos marcamos antes de empezar? ¿Cómo podemos calcular cuánto hemos obtenido con cada euro de gasto en publicidad? Pues bien, para dar respuesta a todas esas preguntas existe una métrica específica a la que podemos acudir: el ROAS.

El ROAS (Return On Advertising Spend, en inglés) es lo que se conoce como el retorno obtenido después de la inversión en publicidad. Es uno de los indicadores o KPI más importantes y fundamentales que debemos tener en cuenta cada vez que pongamos en marcha una campaña de publicidad para buscadores o para redes sociales.

Pero ojo, debemos tener cuidado y no confundirlo con el ROI porque, a pesar de que muchas veces son tomados como sinónimos, no lo son y cada indicador tiene sus propias particularidades y arroja resultados diferentes.

Si quieres conocer cómo funciona el ROAS y cómo puedes utilizarlo de la mejor manera para saber cómo de acertada está tu inversión en campañas de marketing digital, toma asiento y sigue leyendo.

¿Qué es el ROAS?

El ROAS es una métrica fundamental que se emplea en comercio electrónico para calcular y obtener una evaluación del rendimiento de cada una de nuestras campañas publicitarias y el impacto que producen en nuestra tabla de resultados.

Hacer una buena utilización del ROAS nos ayudará a tomar mejores decisiones a la hora de invertir en publicidad y mejorará la eficacia de esas inversiones.

Comprender y manejar el ROAS de una forma efectiva nos beneficiará para:

  • Establecer un presupuesto mucho más ajustado y poder diseñar nuestras campañas de publicidad futuras.
  • Escoger mejor las plataformas en las que colocar nuestra publicidad, aprovechando solo aquellas que nos dan un rendimiento ajustado a nuestros objetivos.
  • Crear estrategias publicitarias mucho más orientadas a los intereses de nuestros clientes y que resulten más eficaces.

Calcular el ROAS es muy sencillo

¿Cómo se puede calcular el ROAS?

La fórmula del ROAS con la que podemos calcular el retorno de la inversión publicitaria es realmente sencilla y se puede aplicar a todo el periodo de tiempo en el que hemos mantenido activa una campaña:

(Ingresos/Inversión) x 100

De esta forma obtenemos el porcentaje de ingresos obtenidos por cada euro que hayamos destinado a una campaña de publicidad digital. Dicho de otro modo, sabremos de forma inmediata si ha sido rentable o no, si hemos ganado más de lo que hemos invertido.

Con esos dos simples datos, la conversión obtenida y el gasto realizado en los anuncios, y multiplicando por cien la cifra obtenida obtenemos un porcentaje aplicable en un periodo de tiempo determinado.

Pongamos un ejemplo para que quede mucho más claro.

Tu empresa es una gestoría que se encarga de asesorar a pequeñas y medianas empresas y ofrece varios servicios online para autónomos. En tu campaña de marketing digital has decidido apostar por llevar a cabo una inversión en publicidad en Google Ads con un presupuesto de 700 euros durante un mes.

Gracias a esa campaña has obtenido numerosos contactos con posibles clientes y has conseguido que seis de ellos se gasten una media de 1000 euros cada uno.

Para calcular el ROAS de tu campaña, necesitas saber cuál es el valor total de la conversión, es decir de los ingresos obtenidos. Como son seis clientes gastando 1000 euros cada uno, obtendrías la cifra de 6000 euros.

Ahora basta con rellenar los campos de la fórmula del ROAS

6000/700 x 100 = 857’14 %

Eso significa que de cada euro invertido has obtenido una ganancia de 8’57 euros.

Ese sería el dato que nos da el ROAS sobre tu campaña, aunque cuidado, es cierto que es un indicador muy útil, pero debemos tener en cuenta que este sistema no contempla variables importantes si queremos un análisis más completo para saber nuestro margen de beneficio.

Las diferencias entre ROI y ROAS

En un artículo anterior de nuestra web explicábamos pormenorizadamente qué es el ROI y cómo se calcula en marketing digital. A pesar de que maneja parámetros parecidos a los del ROAS y de que mucha gente tiende a pensar que son iguales, no son lo mismo y conviene explicar por qué para evitar confusiones.

El ROI, retorno de la inversión publicitaria, es una métrica que nos permite conocer el retorno de la inversión realizada y que nos ofrece un porcentaje de rentabilidad, es decir, conocemos las ganancias después de restar los gastos.

La gran diferencia con respecto al ROAS, es que este nos ofrece un porcentaje que se calcula después de comparar la cantidad ganada con la cantidad gastada. Dicho de otro modo, el ROI mide las ganancias mientras que el ROAS nos ofrece la cantidad de euros brutos que repercuten de cada euro que hemos destinado a publicidad.

¿Qué te ha parecido este post sobre ROAS y sus diferencias con el ROI? Esperamos que te ayude a la hora de implementar tus campañas de marketing digital y de ajustar el presupuesto que destinas para publicidad en redes y buscadores. Si aprendes a manejar estas métricas y te acostumbras a aplicarlas verás cómo mejora el resultado de tus inversiones.

Por supuesto, si necesitas ayuda con las campañas SEM o con cualquier acción online que quieras llevar adelante para mejorar tu negocio, no dudes en contactar con Clickage. Contamos con un equipo muy preparado para cumplir tus objetivos sean cuales sean, desde aumento de leads, mejora del tráfico web, mayor ratio de conversiones, ventas, métricas de resultados o lo que necesites.

En función de tus necesidades podemos diseñar un plan de marketing digital personalizado para tu empresa o para tu marca con el fin de que obtengas los mejores resultados y consigas un buen retorno de tu inversión.

¡En Clickage queremos ayudarte a hacer despegar tu negocio! Ponte en contacto con nosotros y estaremos encantados de atenderte y asesorarte en todo lo que necesites.