No cabe duda de que la curación de contenidos es una técnica del marketing realmente eficaz si se sabe utilizar correctamente. Con ella no solo ganarás una mayor visibilidad en la red, sino que también conectarás con tu audiencia (al ofrecerle noticias relevantes del sector o información valiosa) y aumentarás tu posicionamiento web, ya que será más fácil que te encuentren en Internet. Sin embargo, esta tarea no es sencilla: requiere de mucha organización y planificación si se quiere hacer un buen trabajo y ver resultados. Por eso, en esta ocasión te vamos a contar cuáles son los 4 errores más comunes en la curación de contenidos para que aprendas a identificarlos y no caigas en ellos.

Pero, ¿qué es la curación de contenidos?

La curación de contenidos, o content curation, se basa, ni más ni menos que en identificar, seleccionar, filtrar y organizar aquella información que consideres valiosa para tu comunidad y que vaya acorde con la filosofía de tu empresa.

Por ejemplo, imagina que tienes una marca de ropa. En este caso, el curador de contenidos se encargaría de buscar noticias importantes relacionadas con el sector en el que te encuentras para después difundirlas a través de las redes sociales, utilizarlas como base de trabajo para crear contenido propio o incluirlas como links en un post del blog, entre otras opciones. Evidentemente, existe mucho trabajo detrás, porque no todos los artículos son de calidad ni están alineados con lo que quiere tu audiencia o, simplemente, no son relevantes.

¿Necesitas profundizar un poco más en el tema? Entonces te recomendamos que te leas el post en el que hablamos más en detalle sobre la curación de contenidos y las ventajas que tiene para cualquier negocio.

Los errores más comunes en la curación de contenidos que debes evitar

Ya te lo decíamos antes, la tarea del content curator no es sencilla. ¡Piensa en la cantidad de información que existe en Internet! Su trabajo no se limita únicamente a seleccionar la primera noticia que se encuentra y darle al botón de compartir. Además, la curación de contenidos va más allá de compartir en redes información de terceros. Tus propias entradas de blog también se pueden curar incluyendo nueva información, más enlaces, infografías diferentes…

En definitiva, detrás de cualquier acción tiene que existir una buena planificación y, por supuesto, mucha organización si no se quiere caer en algunos de los errores más comunes en la curación de contenidos.

¡Veamos cuáles son!

No leer las noticias previamente

Aunque pueda parecer mentira, este es uno de los errores más comunes en la curación de contenidos. Lo cierto es que a veces, ya sea por las prisas o por un despiste, no se lee la información antes de difundirla y esto, puede ocasionar más de un problema. Piensa que, aunque se encuentre entre las primeras posiciones de Google, esto no es garantía de que sea un artículo interesante para tu público y para ti como negocio.

Además, también es importante que verifiques que los datos que ofrece son reales y que te cerciores de que se trata de una noticia veraz.

Por eso, tanto los vídeos como los posts debes verlos o leerlos de principio a fin, para que no se te escape nada y estés seguro de que lo que compartes es adecuado.

Difundir el mismo contenido en todas tus redes sociales

Este es otro de los errores más comunes en la curación de contenidos. Cada red social es diferente y no todas las noticias son aptas para ellas. Un artículo puede funcionar de maravilla en LinkedIn, pero tal vez no sea así en Facebook y viceversa.  Eso sin contar con que seguramente haya gente que te siga en varias redes y se aburran de ver siempre el mismo contenido.

¿Qué debes hacer entonces? Primero, conocer a la audiencia que tienes en cada una de tus cuentas e investigar qué tipo de información demanda. Solo así podrás seleccionar correctamente las noticias que mejor acogida tendrán y, por supuesto, analiza las métricas que te ofrece cada una de las plataformas para saber la hora idónea de publicación. ¡Una buena forma de llegar a más gente!

Un consejo más: si consideras que un vídeo o un artículo puede ser interesante para varias de tus redes, prueba a modificar la descripción, cambiar la imagen… es decir, hazle un pequeño lavado de cara para ofrecer cierta variedad.

Utilizar siempre las mismas fuentes

Utilizar las mismas fuentes para difundir noticias o para inspirarte y redactar tu propio post hará que todo acabe sonando igual, de ahí que una parte importante de tu estrategia de curación de contenidos sea la de recopilar sitios diferentes y originales con los que consigas sorprender a tu audiencia, añadir información de valor a tu blog o incluir como un buen enlace a lo largo de tu nuevo artículo.

Además, intenta no quedarte siempre con noticias escritas y apuesta por difundir infografías, vídeos, etc. Eso sí, ¡no te olvides de mencionar a su creador!

No tener un calendario editorial

Por supuesto, si quieres llevar una buena curación de contenidos, es imprescindible que elabores un calendario editorial para ir dosificando la información y evitar así publicar, por ejemplo, varias noticias en un mismo día y después abandonar las redes durante un tiempo.

De esta forma no solo estarás siempre visible en la red, sino que también te servirá para tomar perspectiva y poder ofrecer información variada que mezcle contenido propio con otro de terceros.

Por último, recuerda monitorizar toda la información que difundas para comprobar cuál tiene más éxito e ir adaptando tu calendario en base a las necesidades reales de tus usuarios.

¿Qué te ha parecido nuestra recopilación con los errores más comunes en la curación de contenidos? ¡Esperamos que te ayude a mejorar tu estrategia de marketing!

Y, no te olvides de que si necesitas a un especialista en el tema para que te asesore y para que realice dichas tareas, en Clickage contamos con expertos en marketing y en la curación de contenidos que se encargarán de mantener siempre activas tus redes sociales y tu web con información valiosa para tu comunidad. ¡No lo dudes y contacta con nosotros!